martes, 15 de noviembre de 2011

Lloviendo miseria

Camino despacio de noche, no se donde estoy
Nunca he estado aqui, que horrible sensacion
su recuerdo me acompaña siempre le sonrie a mi alma
aun cuando esta desborda inmundicia.

El drama y el rencor al pasado, lo que sale mal,
lo que no se puede y lo que no nos pertenece.

La vida por injusta que sea y los cielos cerrando nubes a medida que camino.
Los callejones que se cierran a medida que corro.

No hay salida, no hay lugar para esconderse de la soledad
Tu eres ese lugar, donde estas es donde quiero estar.

Camino despacio de noche, se a donde voy
nunca he estado aqui, que extraña sensacion
volteo hacia atras, nadie me acompaña, nadie le sonrie a mi alma
Llueve miseria.

1 comentario:

  1. La miseria no siempre es tan mala. Cuestión de enfoque.

    ResponderEliminar